019

Ordenar juguetes

Sergio de Miguel




Hay universos, el nuestro es uno, donde se juntan un incontable número de presencias diversas. Se unen, se enlazan, se congregan, se agrupan, y a veces se amontonan. A menudo se aglomeran y reúnen, se acopian y apilan, incluso se hacinan en cantidades no mensurables. Entonces tendemos a producir, inevitablemente, intencionadas conexiones, enlaces, ligaduras y vínculos. Órdenes. Lugares correspondientes. Por ocultos que puedan parecer y aparecer siempre encontramos modos de relacionar las cosas.

Juntar armónica y equilibradamente es una tarea que requiere atención y mesura. Pero debemos ultimar que es tan natural como abstracta. Para hacer ese viaje del desorden al orden llevamos asimilada la estrategia del contrario. Y, con ella, la adición nos lleva a la sustracción, la pauta a la excepción, y la repetición a la ausencia. Buscamos y encontramos estrategias de conexión. Vinculamos intereses con órdenes. Y finalmente imponemos reglas de un juego cuya única misión última es la unión. Superar el sinnúmero para producir el uno.

Kahn estaba convencido de que los arquitectos deberían ser compositores, no diseñadores. Compositores de elementos, entendiendo como elementos las cosas con entidad propia, indivisibles. Para él la Arquitectura partía de la definición exacta de las diversas estancias y su juego se centraba en la creación de una estructura claramente expresada, generadora del carácter, y un orden geométrico, provocador de una alta intención. Su legado nos dejó conmovedoras presencias eternas.

Cada acercamiento a la Arquitectura supone, de manera invariante, definir ese ánimo interno y capaz de ordenar los juguetes de nuestra habitación. Una habitación propia o ajena, individual o colectiva, siempre repleta de opciones y necesitada de elecciones.

No es lo mismo mirar que ver.


imagen: Louis I. Kahn. Convento de las Dominicas de Filadelfia (1965-68)


Sergio de Miguel García, Ph.D. Arquitectura, (ETSAM) 2016, M.A. Arquitectura, (ETSAM) 1990, y profesor en la Universidad Politécnica de Madrid, (ETSAM) desde 1995. Fundador del estudio sdm arquitectura slp (1997),  Estudio de arquitectura hand madrid (2000) y Nature, natureza empreendedora Brasil (2010).
Su tesis doctoral, “Donde se rompen las nubes. Lever House: Nueva York 1950”, obtuvo el Premio extraordinario de tesis doctorales UPM 2015-2016 y ha sido publicada por la editorial Diseño en 2016.